Lactancia

En este apartado de mi blog me gustaría hablar un poco de lactancia, basándome tanto en mi experiencia como en los conocimientos adquiridos a través de lecturas, consultas y asesorías realizadas a expertos en el tema, asistencia a conferencias, etc., con el fin de ayudar a aquellas madres que quieran tener una lactancia exitosa.

La lactancia

No tengo consciencia desde cuándo he soñado con el placer de amamantar a mis hijos. Desde muy pequeña; desde siempre. Cuando me quedé embarazada era lo que más ilusión me hacía. Y aún hoy, a los 14 meses del nacimiento de mi primer hijo, sigo disfrutando con la lactancia.

En primer lugar quisiera plasmar las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud) a este respecto.

Se recomienda la lactancia materna exclusiva (LME) a demanda, desde el nacimiento y hasta los 6 meses de vida, y combinada con otros hasta los dos años o más.

Subrayo el a demanda, porque, por desgracia, venimos de una generación que apenas ha dado el pecho, y que si lo ha dado durante 3 meses con suerte, lo ha hecho, por indicación médica cada 3 horas y 10 minutos en cada pecho. Está comprobado que esto no es así, aunque haya gente que no lo sepa. No puedo culpar a las madres que así lo hicieron de que no se documenten, pero sí a los médicos que lo siguen “mal aconsejando”.

Es muy importante que se ponga al bebé al pecho durante su primera hora de vida, ya que la oxitocina alcanza su máximo nivel en este momento, y facilita la subida de la leche. Para cumplir este punto, debemos estar muy seguras de que somos capaces de alimentar a nuestras crías, como cualquier mamífero que se precie. El calostro tiene muchísimo alimento, y el niño nace con reservas suficientes. Durante el primer día mama poco. Está débil y duerme mucho. Pero es fundamental no separarnos de él, practicar el método canguro, el piel con piel. Y sobre todo, pedir ayuda a una asesora de lactancia, o asistir a algún grupo de apoyo cercano si tenemos dudas o nos duele, o creemos que el bebé no se está alimentando suficientemente.

En este enlace podréis encontrar el grupo de apoyo que mejor os venga http://www.fedalma.org/. Es la Federación Española de Asociaciones Pro-lactancia materna.

Para mí fue fundamental el apoyo de mi matrona, quien a su vez me recomendó la lectura del libro del Dr. Carlos González, Un regalo para toda la vida, una práctica guía informativa que me hizo estar segura en todo momento de que mi leche SI alimenta, y que no hay mejor “ayudita” que poner al bebé al pecho tantas veces como lo requiera.

Cuando un bebé llora o está inquieto, a menudo nos preguntamos qué es lo que le pasará, y casi siempre se achaca a que “tiene gases”. En mi caso, yo para todo lo ponía la pecho..por si acaso. Es muy práctico, y no da lugar a que el bebé se estrese. Él no sólo busca alimento en el pecho, sino a su mamá; es su manera de relacionarse.

A veces nos agobiamos porque pasamos demasiadas horas sentadas dando de mamar, pero pronto el bebé comenzará a relacionarse de otra manera, y no todo será el pecho… Aunque sí seguirá siendo fuente fundamental de consuelo y seguridad.

También resulta de gran ayuda relacionarse con otras madres en tu misma situación y escuchar experiencias. No hay dos bebés iguales, pero las mamás sí que tenemos sentimientos muy parecidos con respecto a la experiencia de la maternidad.

Está claro que la mayoría de los problemas surgen de la desnaturalización del parto y la crianza que se ha venido viviendo en los últimos años, en los que intereses económicos de las industrias farmacéuticas han prevalecido en muchos casos sobre el sentido común y han matado el instinto de mamíferos que poseemos por naturaleza.

En mi caso, gracias a la ayuda que he recibido, mi INSTINTO me ha hecho luchar con uñas y dientes por dar a mi hijo el alimento, el amor, el calor y en consuelo que sólo salen de mi cuerpo. Y esto me ha hecho leer mucho, documentarme, interesarme por el tema de la lactancia para poder estar segura e informada en todo momento, para poder tomar decisiones importantes, como seguir dando el pecho a demanda, sin horarios, a pesar de que la primera pediatra de Martín nos imponía sólo 5 veces al día, para poder introducir la alimentación complementaria de modo natural sin necesidad de dar cereales “para engordar” por prescripción médica. En definitiva, para dar a mi hijo lo que considero mejor para él siempre sin perjudicarlo, oyéndome a mí por encima de los consejos de los demás.

Dentro de todo este alegato cabe mencionar la importancia de la ayuda que la madre necesita para dedicarse en cuerpo y alma al bebé. Para no tener que preocuparse, al menos, durante las primeras semanas, de otra cosa que no sea amamantar y cuidar de su cría y descansar todo lo posible.

He tenido y tengo la suerte de haber contado con esa ayuda. El éxito de la lactancia es tarea de toda la familia, de toda la tribu.

Es por eso que estoy encantada de compartir esta bonita experiencia con todas las familias que habéis vivido o soñáis con vivir esta maravillosa aventura de la VIDA y poder ayudar en la medida de lo posible a que haya más bebés y mamás con una feliz lactancia.

Para más información:

– Dr. Carlos González, Un regalo para toda la vida. Ed: Temas de hoy

– OMS. Alimentación del lactante y del niño pequeño

– Asociación Española de Pediatría. Comité de Lactancia Materna

– Mimos y teta. Lactancia Materna. De este completo apartado destaco los siguientes documentos:

– Mimos y teta. Dar de mamar

– Mimos y teta. Guía preguntas frecuentes

– Mimos y teta. Rol del papá en la lactancia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s