SER MADRE

Hoy quiero escribir sobre una reflexión que a menudo ronda mi cabeza: Lo que implica ser madre.

Ciertamente, cuando soñaba con ser mamá, desde muy niña, lo hacía de forma idílica, irresponsable e inconsciente. Un poco más adelante pensaba que ser mamá era una responsabilidad muy grande que no sabía si sabría cumplir, pero el deseo profundo seguía… Y cuando estaba embarazada, no podía ni imaginar lo que de verdad implica ser madre.

Si recuerdo el momento en que por primera vez tuve a Martín en brazos, puedo describirlo como FELICIDAD PLENA. Luego viene el periodo de adaptación, hay crisis, piensas que no sabes o que no puedes hacerlo, pero una fuerza sobrenatural te hace actuar, y para mi esto es MÁGICO. Todas mis teorías murieron con el INSTINTO del que ya os hablé en un post

Yo lo hago todo con mi hijo, si bien es cierto que hay cosas de las que me privo, pero son las menos. Pero para mi SIEMPRE COMPENSA. Ahora que hace frío procuro salir menos de noche, pero SIEMPRE COMPENSA. Cuando termino de arreglarme para salir tengo que recoger todas las toallas esparcidas por la casa, doblarlas y colocarlas, poner en su sitio los ajos, cebollas, patatas y naranjas que han servido de entretenimiento a Martín, pero SIEMPRE COMPENSA. A veces tengo que dejarlo todo así hasta la vuelta porque voy con prisa, pero SIEMPRE COMPENSA.

En fin, hay infinidad de situaciones en las que me veo envuelta cada día, diferentes a las que vivía, y diferentes a las que viven todas mis amigas que no son mamás.

Pero SIEMPRE COMPENSA:

– Por ver su sonrisa al despertar cada mañana,

– Por los ratos de juegos remoloneando en la cama y dándonos besos babosos,

– Por sentir sus abrazos cuando me agacho y viene a buscarme con un ¡Ayyyyy! que hace que me derrita

– Por verlo crecer, evolucionar hacia la persona que será en un futuro y que presiento llena de tanto amor que recibe.

Y si algo me queda claro de toda esta reflexión, y en mi observación contínua es que los niños no son malos, los niños no nos manipulan, los niños NOS QUIEREN, quieren estar cerca de nosotros, dormir junto a nosotros, que les hagamos caso…Ellos quieren lo mismo que nosotros. Para mí es un buen ejercicio siempre pensar en lo que a mí me gusta, para poder tener empatía con él, para poder respetar sus necesidades, para darle lo que necesita y aún no sabe pedir.

 

Porque amar consiste en respetar, comprender, y saber dar sin reservas. Porque amar y ser amado SIEMPRE COMPENSA.

ser madre

Una imagen de Martín jugueteando con mamá mientras mama

Anuncios

2 comentarios en “SER MADRE

  1. Enhorabuena Saray, lo estás consiguiendo…
    Pienso igual que tú. También he oído decirme: No cojas tanto a tu hija en brazos que se acostumbra. Respuesta: No es que se acostubre a mis brazos, es que LOS NECESITA.
    ¿Qué hay mejor para una madre que dar amor a su hijo?.
    Un beso mami.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s