INSTINTO

¿Quién nos ha convencido?

Esta pregunta ronda mi cabeza desde la llegada de mi hijo al mundo. Quieren convencernos de que no somos capaces de parir, de que la anestesia es fundamental, de que nuestra leche no es suficiente para alimentar a nuestros hijos, de que hay que dejarles llorar para que no se “malacostumbren”, y de tantas cosas que cada dia que pasa me parecen más absurdas. Porque ninguna de ellas atiende al INSTINTO.

Un instinto que, advierto, desconocía que poseía. Ese instinto que me hizo parir del modo más animal y humano, que me hizo bailar las contracciones de parto en sintonía con mi hijo. El mismo instinto que me hizo abrazarlo desde el primer minuto y que lo hizo a él buscar mi pecho como fuente de alimento, consuelo y AMOR. El que hace que lo cuide y lo mime de un modo totalmente desconocido para mi, que nadie me ha enseñado, que en ningún sitio he aprendido, pero que siento que sale de lo más profundo de mi ser.

Tantas teorías, tantas ideas preconcebidas de cómo sería la crianza, y una vez tuve a Martín en brazos fue como si algo naciese dentro de mi y me impulsara a hacer las cosas de otro modo a como las tenia pensadas. Indudablemente era el INSTINTO.

Todas estas ideas han vuelto a nacer hoy, junto a una enorme necesidad de compartirlas, de compartir mi experiencia, y decir a todos los padres, pero sobre todo a las madres, que es más fácil de lo que nos hacen creer. De que por encima de todo está nuestra capacidad de criar a los hijos con amor y darles todo lo que necesitan, que dista mucho de lo que nos venden en televisión.

Algo natural por definición se ha convertido en otra cosa: un mercado, una feria, a veces, un circo.

Desde luego, que cuando te enfrentas a la maternidad por primera vez surgen mil dudas e inseguridades. Y si encima lo que te reomienda un “experto” choca de frente con tu instinto…mal empezamos. Pero es lo que nos encontramos.

Ha nacido tu hijo, todos muy contentos. Le das el pecho, y todos muy contentos. Pero llegan los seis meses y como sigues dándole de mamar, la cosa se tuerce. ¿Cuándo vas a darle comida de verdad a ese niño? Y es que, muchas cosas que se desvirtuaron en su dia y hoy se sabe que fue un error, están tan arraigadas en nuestra cultura que es dificil salir de ahi.

Personalmente alucino con lo dificil que lo ponen algiunos pediatras: “Tu leche no alimenta, vamos a meterle una ayudita”, “No le des más de cinco tomas al dia”, “Hay que ir dándole cereales para que coja calorías” o cosas tan inverosímiles como “el martes cordero con verdura”.
Vamos a ver. La leche materna a demanda sería alimento suficiente para toda la vida, pero no va a estar disponible siempre, por lo que en algún momento hay que empezar a comer. Si el niño no cumple la dichosa curva de peso y el pediatra se empeña en “darle una ayudita”, si no sabe a estas alturas que así se carga la lactancia materna no sé que hace ejerciendo todavía. La manía de engordar con cereales…Pero si luego nos pasamos la vida queriendo hacer dieta… y oiga usted, el martes cordero?? En mi casa se come cordero en Navidad si acaso, son ganas de complicarnos la vida.

Si mi hijo no está enfermo y mi pediatra me recomienda eso, prefiero no hacerle caso. Y seguir mi instinto. A mi me funciona. Y quien dice instinto, dice sentido común.

Y si además de la alimentación hablamos de la crianza…Ahí todo el mundo opina. No entiendo que una madre que puede atender a su hijo lo deje llorar porque dcien que es bueno, que el niño lo necesita para sus pulmones, o para su educación. Hace siete meses que no duermo “del tirón”, y mentiría si dijera que no estoy cansada..Pero no me pesa atender la demanda de mi hijo durante la noche. Ni durante el día. Y lo llevo conmigo a todas partes, y lo cojo mucho en brazos para que no se desacostumbre. Y me gusta.
Lo que mi hijo de verdad necesita es mi cuerpo, mi alimento, y sobre todo mi cariño. Y antepongo sus necesidades básicas a mi sueño o mi comodidad.

Me considero una persona normal, respetuosa con los demás, y sin prejuicios, y a mi hijo un niño feliz.

Desde luego, que para hablar de estos temas hay magníficos profesionales. Yo solo quería hablar de INSTINTO. Y de AMOR.

* Esta nota fue escrita en marzo de 2012. La publico ahora porque como antes no tenia blog, asi puede leerla más gente.

Anuncios

Un comentario en “INSTINTO

  1. Pingback: SER MADRE | Mami (in progress)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s